martes, 23 de noviembre de 2010

ARTICULACION GLENOHUMERAL O ESCAPULOHUMERAL

Articulación escápulohumeral
La articulación escápulohumeral o glenohumeral es la articulación del hombro, perteneciente al grupo de las enartrosis, variedad de diartrosis, cuyas superficies articulares son la cabeza del húmero y la cavidad glenoidea de la escápula, ambas recubiertas de cartílago articular hialino.

Superficies articulares

Estando el sujeto de pie, con los brazos caídos a lo largo del cuerpo, la cabeza humeral, hemisférica y lisa, está dirigida hacia dentro, atrás y arriba, mientras que la cavidad glenoidea de la escápula mira hacia el exterior, adelante y arriba; el rodete glenoideo, fibrocartilaginoso, la agranda notablemente
Medios de unión:
Cápsula articular: Envuelve a ambas superficies articulares insertándose en el omóplato y en el extremo superior del húmero.
A nivel del omóplato, se inserta en la cara externa del rodete glenoideo, en el tendón de la porción larga del tríceps y en la base de la apófisis coracoides.
A nivel del húmero, se inserta en los cuellos anatómico y quirúrgico, en el troquín y en el troquíter.
Ligamentos periféricos: de acuerdo a las funciones que desempeñan en el refuerzo de la cápsula articular, se diferencian en:
Ligamentos periféricos activos: Representados por los tendones de algunos de los músculos que van desde el omóplato al húmero: supraespinoso, infraespinoso, subescapular, redondo menor. Los tendones distales de estos músculos, en su camino hacia sus respectivas inserciones, se adhieren a la cápsula articular y juntamente con ésta son los principales medios de sustentación de la articulación.
Ligamentos periféricos pasivos: Se desprenden de la cápsula articular, y son difíciles de identificar en los preparados. Se distinguen:
·         Ligamento córacohumeral: refuerza la parte superior de la cápsula articular, extendiéndose desde la apófisis coracoides hasta el troquíter.
·         Ligamento córacoglenoideo: fascículo profundo del ligamento córacohumeral, nace en el borde de la apófisis coracoides y se extiende hasta el rodete glenoideo.
·         Ligamento glenohumeral superior: va desde la parte superior del rodete glenoideo hasta la porción del cuello anatómico ubicada por encima del troquín.
·         Ligamento glenohumeral medio: va desde la parte media del rodete glenoideo hasta la base del troquín.
·         Ligamento glenohumeral inferior: va desde la parte inferior del rodete hasta el cuello quirúrgico del húmero, en la base del troquín.
Los ligamentos glenohumerales delimitan en la cara anterior de la articulación dos orificios o forámenes, que son: Forámen oval de Rouviere, delimitado por los ligamentos glenohumeral inferior y medio, y el Forámen oval de Weitbrecht, entre los ligamentos glenohumeral medio y superior, por donde transcurre el tendón del músculo subescapular.


Esta articulación se encuentra cubierta por el músculo deltoides, y se relaciona:
·         Por arriba: se encuentra separada del músculo deltoides por la bóveda acromiocoracoidea, por el músculo supraespinoso y por las bolsas sinoviales subcoracoidea y subacromial.
·         Por debajo: el nervio circunflejo y la arteria circunfleja posterior rodean a la articulación. En la carilla subglenoidea se inserta la porción larga del tríceps.
·         Por detrás: la articulación se encuentra cubierta por los músculos deltoides, infraespinoso y redondo menor.
·         Por delante: se pone en contacto con el músculo subescapular y la bolsa subescapular.
·         Por dentro: con la porción corta del bíceps y con el músculo córacobraquial, que la separan del paquete vásculonervioso axilar.
Movimientos:
Los movimientos que lleva a cabo la articulación escápulohumeral son:
ADUCCIÓN, ABDUCCIÓN, FLEXIÓN, EXTENSIÓN, ROTACIÓN y CIRCUNDICCIÓN, como suma de todos los anteriores.
ADUCCIÓN: (Aproximación del húmero al tronco) participan los músculos pectoral mayor y dorsal ancho, quienes al contraerse hacen que la cabeza humeral recorra de abajo a arriba la cavidad glenoidea y, al mismo tiempo, la epífisis inferior del húmero es aproximada al tronco.
ABDUCCIÓN: (Separación del húmero del tronco) es realizada por los músculos deltoides y supraespinoso, quienes al contraerse desplazan a la cabeza humeral y su extremo inferior en sentido opuesto a la aducción.
FLEXIÓN: (Elevación del extremo inferior del húmero) es llevada a cabo por los músculos córacobraquial y bíceps, quienes al tomar como punto fijo sus inserciones proximales, desplazan hacia arriba y atrás el extremo inferior del húmero, experimentando, al mismo tiempo, la cabeza humeral un movimiento de descenso en la cavidad glenoidea.
EXTENSIÓN: (el extremo inferior del húmero es llevado hacia abajo y atrás) es producida por los músculos redondo mayor y dorsal ancho. Al contraerse, imprimen al húmero movimientos opuestos a la flexión.
Rotación Interna: (La cabeza humeral recorre la cavidad glenoidea de adelante hacia atrás) es realizada por los músculos subescapular, redondo menor y por las fibras anteriores del deltoides, al tomar como punto fijo sus inserciones proximales.
Rotación Externa: (La cabeza humeral recorre la cavidad glenoidea de atrás hacia delante) es realizada por los músculos infraespinoso, supraespinoso, redondo menor y por las fibras posteriores del deltoides cuando toman como punto fijo sus inserciones proximales.

1 comentario: